Actividades en Córdoba Holística

enero 21, 2015

La Glándula Pineal

La Glándula Pineal se encuentra ubicada al centro de nuestro cerebro, posee el tamaño de una lenteja y es la encargada de secretar la hormona de la melatonina también conocida como "la hormona de la eterna juventud".
Tiene su razón de ser esta definición puesto que es gracias a la melatonina que la Glándula Pineal pone una barrera para que los radicales libres no ejerzan su acción sobre nuestro organismo. Los radicales libres son agentes que están en el oxígeno que respiramos y causan deterioro celular con llevando esto al resultado biológico que denominamos enfermedad.
A esta pequeña glándula se la reconoce según la biología como la "guardiana del sistema inmunológico" y la ciencia nos señala que está activa hasta los siete años de edad y que a partir de esa edad comienza a mermar su funcionalidad.
Al secretar la hormona de la Melatonina, la pineal se vuelve también una reguladora de los ciclos circadianos o ritmos biológicos presente en todos los seres humanos,  ritmos estos que están relacionados con el sueño-vigilia.
La glándula pineal como símbolo sagrado
Nuestra glándula pineal tiene una relación directa con la conexión de las personas con su espiritualidad, la integración de todo su SER físico, emocional, mental y espiritual.
Al activar esta glándula se logra aguzar la intuición y se crea un punto de conexión con la conciencia cósmica.
Esta información ha estado presente a la largo de toda nuestra historia, la hemos conocido como el  Tercer Ojo, según la cultura oriental, el Ojo de Horus, el Ojo que todo lo ve, según los egipcios, la visión del cíclope o el Ojo del Gran Arquitecto dice la masonería o la Cueva de Brahma para los hinduistas.
Es el filósofo René Descartes (1550-1675), quien a pesar de la visión mecanicista del mundo en esa época, denomina  a la Pineal como "El Asiento del Alma", ya que cuando le preguntaron si hubiese un lugar en el organismo humano donde el alma habitara... “sin duda sería la Glándula Pineal “ respondió Descartes.