diciembre 30, 2015

PSYCH-K©

Qué es  PSYCH-K©? ( se pronuncia Saiquéi)

Es una herramienta originada por Robert Williams para cambiar creencias limitantes alojadas en el subconsciente.

Sustentada en los descubrimientos del  Doctor Bruce Lipton,  PSYCH-K© ofrece  una manera sencilla y rápida, de cambiar las creencias que nos limitan para conseguir un objetivo físico, mental, emocional o espiritual.
          
Bruce Lipton demostró mediante sus experimentos que el entorno afecta y moldea nuestros genes. Descubre que la genética es modificable por nuestro entorno y que no somos, como creíamos, víctimas de nuestros genes, sino, responsables de lo que pensamos, hacemos y experimentamos en nuestras vidas y en nuestros cuerpos. Entonces, hemos pasado de ser espectadores pasivos, a ser creadores activos del  mundo que nos rodea, de nuestras vidas y de lo que somos.

Qué son las Creencias Limitantes?
Las creencias son un paquete de información que recibe el subconsciente en el primer septenio de vida, incluyendo el vientre materno.

Esta información, determina nuestra percepción del mundo y la manera en que reaccionamos ante él. Se ha demostrado que entre el 95% y 98% de nuestras acciones son controladas por esa información alojada en el subconsciente y solo el resto por la información consciente.

La intención del subconsciente es la de protegernos y ayudarnos a subsistir en este mundo, pero si la información que recibe del entorno es errónea, todo lo que haga para ayudarnos se transformará en boicots.

 “No vemos al mundo como es sino como somos”

Con PSYCH-K reemplazas  creencias  limitantes  por  nuevas creencias y ello produce un cambio en la percepción de ti mismo y del mundo atrayendo así una nueva "realidad". 

Lo que CREES, Creas

A través de PSYCH-K®,  vas tomando consciencia de quien eres, de tu poder interno y  esto conlleva a nuevas decisiones a  tu propio ritmo; de una forma amable, segura y respetuosa con tu estado de consciencia.  

PSYCH-K®, es un proceso:

- Fácil de aprender y de utilizar a través de un Facilitador.

- Activador de tus recursos internos (poder personal y responsabilidad).

- Establece la comunicación en tres niveles de consciencia (mente)  interrelacionados: consciente, subconsciente y superconsciente; garantizando así que el cambio de creencias/ metas sean seguros y apropiados para la persona.

Sesiones Individuales  PSYCH-K®

Qué podemos lograr?
Solucionar problemas de ansiedad, inseguridad y abundancia.
Sentir una mayor autoestima. 
Entender y transformar síntomas, hábitos perjudiciales y adicciones.
Superar traumas y fobias.
Mejorar nuestras relaciones.
Maximizar el rendimiento profesional, laboral o deportivo  etc.

Las sesiones de PSYCH-K®, son individuales  y  tienen una duración aproximada de 90 minutos en los que se reprograman entre 4 a 6 creencias que pueden estar condicionando situaciones de nuestra  vida que queremos cambiar.

Puedes traer una lista de temas o podemos valernos de una guía  de creencias en 7 áreas de trabajo: Duelo/Pérdida, Autoestima, Relaciones, Espiritualidad, Poder Personal, Prosperidad y Salud/Cuerpo.

PSYCH-K® crea el potencial para que tu des los pasos y coloques a la Mente Subconsciente de tu lado. Ahora es el Momento!

Fuente: 
Lic. Vanesa C. Contreras Funes
Facilitadora de  PSYCH-K®

agosto 31, 2015

Gracias Wayne Dyer!



Dr. Wayne W. Dyer, algunos de sus pensamientos:
1- Cuando juzgas a otros, no los defines, te defines a ti mismo.
2- No son las personas o cosas lo que te hace infeliz, sino tus pensamientos sobre ellos.
3- No tiene sentido preocuparse por cosas sobre las que no tienes control porque no hay nada que puedas hacer y por qué preocuparse sobre cosas que no puedes controlar. La preocupación te mantiene inmovilizado.
4- Si tu estancia en la tierra es tan corta, deb
ería ser por lo menos agradable. En pocas palabras, se trata de tu vida; haz con ella lo que tú quieres.
5- La necesidad de aprobación de los demás equivale a decir: "Lo que tú piensas de mi es más importante que la opinión que tengo de mi mismo".
6- Cómo te trata la gente es su karma; cómo reaccionas es el tuyo.
7- Cuando dejas de tomar decisiones, entras en el vasto mundo de las excusas.
8- Cuando tengas la opción entre ser correcto y ser amable, elige ser amable.
9- No hay nada malo con la ira siempre que se utilice de forma constructiva.
10- La abundancia no es algo que adquirimos. Es algo con lo que sintonizamos.
11- Cuando perseguía el dinero, nunca tenía suficiente. Cuando tuve un propósito en la vida y me centraba en dar de mi mismo y de todo lo que llegaba a mi vida, entonces era próspero.
12- Tú eres quien determina lo que vales sin necesidad de dar explicaciones a nadie.
13- No somos seres humanos en búsqueda de una experiencia espiritual. Somos seres espirituales inmersos en una experiencia humana.
14- Los juicios nos impiden ver lo bueno que hay tras las apariencias.
15- Deja de actuar como si la vida fuera un ensayo. Vive este día como su fuera tu último. El pasado ha terminado y se ha ido. El futuro no esta garantizado.
¡Gracias Dr. Wayne Dyer! Buen Regreso a Casa!

abril 15, 2015

Los contratos familiares


Son una especie de “códigos” que están situados en lo más profundo de nuestras mentes en forma de creencias y de todo tipo de inhibiciones que nos paralizan. Cuenta Marianne Costa que en un momento de su vida escribió en un papel de pergamino: “soy una fracasada”. Después lo firmó con una gota de su sangre y lo enterró. En ese lugar plantó una bella flor y empezó a diseñar su realidad liberada de esa maldición. (Es un acto psicomágico, donde nos liberamos de esos códigos que recibimos de nuestra familia).

Un contrato es un acuerdo entre dos partes que se comprometen a dar algo y a recibir algo a cambio. Pero no todos los contratos están sobre papel, ni siquiera son verbalizados, ni tampoco todos están en el plano de la consciencia. Más aún, como en el caso del nombre, hay contratos que aceptamos en desigualdad de condiciones porque se “sellan” en la más tierna infancia: el niño intuye que el incumplimiento implica no ser querido, lo que significa la muerte.

Nuestro cerebro más primitivo nos dicta la orden de obedecer cuando la amenaza es ser expulsado del clan. Estos contratos pueden afectar a nuestros cuatro egos:

Ejemplos de contratos intelectuales: Muchas de las creencias que tenemos son contratos que mantenemos con nuestro árbol genealógico, ideas que se nos han transmitido desde nuestros bisabuelos y que no podemos cuestionar. (Debemos deshacernos de cualquier creencia que no sea bella y útil)

a) “Serás abogado, como los hombres de provecho de esta familia” (En árboles donde el artista es considerado como un muerto de hambre, que en realidad no sabe hacer nada)

b) “En esta casa se habla cristiano” (No me salgas con querer estudiar lenguas…sólo hay que hablar una lengua: la materna)

c) “Eres torpe como tu madre” (Una profecía que actúa como una maldición que acaba cumpliéndose)

d) “En la vida debemos dejar las cosas igual que nos las hemos encontrado” (Señal de que el árbol se ha estancado…) e) “Un hijo nunca debe superar a un padre” (Una locura absoluta que se conecta con la neurosis de fracaso)

Los contratos intelectuales son como las “ideas irracionales” que describe Albert Ellis, raíces de nuestras emociones perturbadas y comportamientos desajustados. La psicogenealogía conecta con su famosa y en muchos casos efectiva RET (Terapia Racional Emotiva), en el sentido que la familia configura un esquema de creencias tóxicas que nosotros adoptamos por lealtad a ella y que se mueven en cuatro ejes fundamentales:

*Si no tienes lo que necesitas, te mueres. (“Si mi novio me deja, me muero”) La herencia tóxica es confundir la necesidad con el deseo. Si no tienes alimento, te mueres, pero si deseas a tu novio y no lo tienes, sigues viviendo…

*Esto es horrible (“Es horrible que tenga que cancelar mis vacaciones”) Se juzga en exceso. No hay nada categóricamente malo o bueno. Hay hechos que nos causan más o menos dolor. Si ordenamos los hechos dolorosos de 0 a 10 y en el 10 ponemos la muerte de un ser querido, ¿cómo valoraremos cancelar una vacaciones?

*No lo soporto (“No soporto la soledad”) Hay situaciones que matan, son insoportables. Creer que algo es el límite entre la vida y la muerte nos hace sentirnos agonizantes cada vez que eso sucede. Eso lleva a preferir un desastre de relación amorosa, la soledad está prohibida por el árbol, porque es acercarse a la muerte.

*Si sucede algo malo es que hay un culpable y tiene que ser condenado. La familia nos enseña a juzgar y buscar culpables en los que descargar la responsabilidad de lo que pase, o a culparnos a nosotros mismos. Los acontecimientos no son una confluencia de factores, nada tiene una única causa. Si nos sentimos culpables de algo, la mejor medicina es una fórmula con tres elementos: la aceptación, la reparación y el aprendizaje de lo sucedido para evitar en lo posible repetir el mismo error en el futuro.

Ejemplos de contratos emocionales: Suelen venir en formato de inhibiciones emocionales. Muy asociados a los niveles de consciencia infantiles…

a) “No crezcas” (Si se hace mayor un día abandonará a sus padres. Esta orden lo mantendrá con una edad emocional de 10 años para el resto de su vida)

b) “Aquí somos del Madrid” (Desde el primer mes de vida el niño es socio del club. Cuando crece no tiene alternativa, si no le gusta el fútbol o no es madridista, será considerado un traidor o un enfermo)

c) “No seas tonto y no te hagas novia” (Quédate con la madre…ella no te defraudará)

d) La pareja es para toda la vida (Nadie se ha divorciado jamás, en nuestra familia todos somos muy católicos)

Los contratos emocionales nos atan con fuerza al pasado y fomentan las relaciones basadas en la dependencia emocional. Disolver estos contratos es abrir al fin la puerta a la libertad de amar con un nivel de consciencia superior.

Ejemplos de contratos libidinales: Aquí están todas las inhibiciones creativas y sexuales

a) “El teatro-la pintura-la música, son una pérdida de tiempo” (Es como decir que no debes dedicarte a cosas que no son de provecho…)

b) “Esta relación no te conviene” (Podríamos preguntarnos: ¿a quién no le conviene en realidad?)

c) “Te casarás a los 25 años y a los 26 llegará la única hija” Este podría ser un contrato inconsciente que se repite de generación en generación. Un proyecto que el árbol tiene para nosotros

d)”La mujer que expresa deseo sexual es una fulana” (Si el sexo de la mujer es sólo un instrumento de procreación, se le prohíbe gozar con su energía libidinal y a la postre de la creación y de la vida). La prohibición de la homosexualidad y de prácticas sexuales no existentes en el repertorio del árbol, también son contratos que al incumplirlos nos bloquean la libido o nos sentimos culpables y merecedores de castigos si “nos salimos del tiesto”.

Ejemplos de contratos materiales-corporales-económicos: Las inhibiciones económicas. Es necesario que encontremos los elementos que permitan separarnos de la violencia, del miedo y de la culpabilidad…

a) “Eres idéntico a tu abuelo” (Y con ello uno de los linajes toma posesión del hijo)

b) “No toques los botones que los romperás” (Cuando no te dejan tocar nada es porque no tienes espacio)

c) “El dinero es el pecado” (Si nos hacen creer que el dinero es sucio, nos generará mucha culpabilidad ganarlo)

d) “El que arriesga pierde”, “Más vale pájaro en mano que ciento volando”, “Más vale malo conocido que bueno por conocer”… (Salir del territorio es una deslealtad imperdonable y tenemos un miedo ancestral a no volver a ser admitidos en el clan). Todo esto insta a acomodarse con una pareja que ya no aporta nada, un trabajo insatisfactorio, una casa que no es un hogar y también a una ciudad, un banco, un grupo de amigos etc. Instalados en un territorio para siempre, porque nos han enseñado que arriesgarse es perderlo todo, en lugar de impulsarnos a seguir nuestros deseos como sabio camino de transformación.

Los contratos se cumplen por lealtad, pero también por temor a las consecuencias. Digamos que hay un miedo a ser castigados, a que se cumplan esas predicciones (maldiciones): “Si te divorcias, te mirarán mal”, “si te haces artista, vivirás en la pobreza”.

Un acto psicomágico para sanar este tipo de miedo al incumplimiento a lo que los padres ordenaron, consistiría en realizar metafóricamente la predicción, escenificándola delante de ellos.

Alejandro Jodorowsky nos dice en sus 10 recetas para ser feliz, “no hay alivio mas grande que comenzar a ser lo que en realidad somos. Desde la infancia nos imponen destinos ajenos. Es conveniente recordar que no estamos en el mundo para realizar los sueños de nuestros padres, sino los propios.  ... 


Alejandro Jodorowsky

marzo 08, 2015

21 Mensajes Para Transmitir A Cada Miembro De La Siguiente Generación

1.-Eres un ser deseado. Estás aquí porque el Universo lo quiso.

2.-Siente que eres libre de ser lo que eres, no permitas que nada ni nadie te etiquete, ni te imponga guiones que no se corresponden con tu autenticidad.

3.-Cada ancestro de tu árbol es un don que hay dentro de ti para ser usado a tu favor y al de todo el Universo.

4.-Aprende a no pedir amor, simplemente ama.

5.-Cree en los pequeños milagros de cada día y atiende a las coincidencias, en ellas hay mensajes ocultos que te guían en el correcto camino.

6.-Cada día, haz un acto generoso con alguien cercano.

7.-Si en tu árbol genealógico hubo traumas, sánalos actuando.

8.-Déjate guiar por tu cuerpo, es sabio. Él te alertará de las situaciones de las que debas alejarte, sintiendo tensión y malestar. También te dirá cuando estás alineado con lo que eres, sintiendo relajación y bienestar.

9.-No contamines tu cuerpo con tóxicos o una mala alimentación.

10.-En cuanto puedas, sé independiente. Trabaja utilizando tu creatividad y hazte adulto.

11.-Escribe un poema cada día.

12.-Busca y provoca situaciones que te hagan reír.

13.-Tiende a compartir, a colaborar a ser solidario.

14.-Cuando tengas problemas, puedes analizarlos, puedes hablarlos, pero ten por seguro que hasta que no actúes no se producirá la transformación.

15.- Siente GRATITUD por todo lo que te regala el Universo. 16.- Recuerda que nada en este plano de existencia perece, sino que se transforma.

17.-Lee, estudia, conoce… experimenta por ti mismo.

18.-No te apegues a nada material. No consumas lo que no necesitas.

19.-Tampoco te apegues a ninguna creencia. Lo mismo que tu cuerpo se renueva constantemente, también lo deben hacer las ideas.

20.-Siembra cada día las semillas que te lleguen de dentro o de fuera. Las semillas pueden ser palabras, caricias, belleza, acciones. Ellas son los gérmenes de más sabiduría, amor, arte y salud.

21.-Cuida con mimo el territorio que está más allá de tu cuerpo, tu casa, tu barrio, tu ciudad… el planeta y el Universo.

Alejandro Jodorowsky

febrero 26, 2015

Biología Total de los Seres Vivos

Decodificación Biológica

El cerebro es la estación central de comando y la enfermedad es un programa que el cerebro puede “encender” en circunstancias de tensión extrema (estrés) o un conflicto muy significativo experimentado por algún ser viviente. El cerebro, también, puede “apagar” éste mismo programa de enfermedad cuando el conflicto que provocó la enfermedad del ser viviente haya sido resuelto o eliminado.
Ryke Geerd Hamer (creador de la Nueva Medicina Germánica)

La enfermedad es una solución lógica de supervivencia, generada como respuesta a un shock emocional que supera cierto nivel psicológico de tolerancia. Si ante esta conmoción extremadamente brutal e inesperada, “vivida” dramáticamente en soledad y no expresada, el sujeto “no reacciona” para encontrar una solución bajando así su nivel de stress, el cerebro en segundos, busca una salida lógica-biológica para mantener con vida al humano. La enfermedad se programa en un instante.

También puede suceder que un sujeto está inmerso en un “conflicto psicológico agudo, permanente”, o en un estrés “abrumador constante” (continuamente activo) programando una enfermedad, siendo ésta la situación más frecuente en la que se encuentra el ser humano.

Según Carl Jung: “la enfermedad es el esfuerzo que hace la naturaleza para curar al hombre” o dicho de otro modo “no curarás tu enfermedad, será ella la que te cure”.

Cada enfermedad lleva un mensaje muy preciso al que la padece, un mensaje sobre su propia vida como sujeto que forma parte de un clan y de una especie. Los síntomas son símbolos que representan un lenguaje pleno de sentido, y es en éste lenguaje en el que se oculta el camino hacia la compresión del sentido biológico del síntoma, de la función “única” de una patología “particular”, en un momento “puntual”, luego de “determinada” “vivencia” en un ser viviente “concreto”

Nos puede servir, para entender aún más lo anterior, cuando analizamos el contenido emocional de frases comunes, repetitivas, de nuestro diario vivir como por ejemplo: cuando “sentimos” bronca o fuerte enojo ante una persona y decimos “…a ese/a no lo trago ¡¡¡” o tal vez cuando “vivimos” una traición y decimos “…no puedo digerir/tragar lo que fulano/a me hizo ¡¡¡ o cuando vivenciamos la indignación por un suceso o por una persona y exclamamos “… es tal la indignación que siento, que no puedo decir una palabra…” el cerebro ante estas “vivencias” que producen un excesivo nivel de stress, responderá en un instante bajando esa tensión hacia alguna parte del cuerpo que mantiene estrecha relación con la calidad de la vivencia experimentada (en los casos citados puede ser en boca, esófago, cuerdas vocales, estómago, etc)

El cerebro, “la mente inmortal” según Joe Dispenza, es un espacio atemporal, multidimensional, amoral, para él lo imaginario y lo simbólico tienen el estatuto de “real”. Es la computadora más perfecta, hasta ahora, “jamás” creada por el hombre. Su disco rígido esta “cargado” con todos los programas de supervivencia, que hemos ido acumulando desde que el hombre se irguió sobre sus dos piernas, y más aún desde que eramos simples seres unicelulares en los comienzos de la manifestación de formas de vida en éste planeta. Muchos de éstos programas se ponen en funcionamiento de manera automática al momento de nacer y otros lo van haciendo conforme experimentamos nuestra vida.

Al igual que en un gran tapiz cada experiencia de nuestra vida es una hebra, que se va intercalando con las hebras ya existentes, estas hebras son creencias, expectativas y deseos, propios, ajenos y heredados. Cuando una de las hebras del tapiz es sobrecargada por un evento estresante, ésta “activa” a todas las relacionadas a ella y es en ese momento puntual, en el cual, el cerebro necesita disminuir, rápidamente ese exceso de stress, “creando” una respuesta lógica de supervivencia, llamada enfermedad.

Un ejemplo sobre este funcionamiento preciso del cerebro es el siguiente. La piel es el mayor órgano de nuestro cuerpo y representa el contacto con los demás. Si un bebé sufre un estrés intenso por la separación de su madre después del parto es altamente probable que desarrolle un eczema.
Cada vez que esta persona “reviva y resienta” a lo largo de su vida otra situación de separación, real o imaginaria, “activará inconscientemente” aquella primera separación y ante este “nuevo conflicto” actualizará el conflicto original y tendrá un brote de eczema.

Existen muchas aspectos o “tonalidades” que componen un conflicto. Cada vez que volvemos a “vivenciar” un elemento de éste conflicto, revivimos el conflicto original.

Es en ésta forma de enfocarnos sobre la enfermedad en la cual el concepto de riel, toma un valor muy importante. Si tomamos el conflicto actual, la eczema en el adulto por ejemplo, veremos que es el subrogrante de la vivencia original del bebe ante la separación drástica de su madre, funcionando supuestamente, en una mirada ingenua, como conflicto independiente. Si comprendemos el sentido lógico-biológico de la enfermedad nos daremos cuenta que en realidad mantiene una conexión directa con el conflicto original y con cada uno de los conflictos creados por el sujeto, en este caso con la misma tonalidad de “separación”. Es un riel lógico-biológico el cual siempre lleva a la estación de origen, desde la cual parten todos los ramales posteriores.

Entonces, como mencionamos anteriormente, tenemos a la persona que ha “vivenciado” un shock intenso, quien al no responder adecuadamente ha generado un altísimo nivel de stress, que supera el umbral “tolerable”, produciendo así en el cerebro un DHS (síndrome Dirk Hammer, nombrado asi en honor al hijo de el doctor). Este DHS es un cortocircuito en ciertos “fusibles” (grupo de neuronas) creado por la excesiva carga energética que la misma “vivencia” contiene, el cual es aislado, con un edema, para que no se extienda ésta sobrecarga a todo el cerebro.

En el DHS, las neuronas, ahora, modificadas por la huella energética, impactan de una manera particular sobre una parte del cuerpo del sujeto, asociado a este grupo.
La zona enferma del cuerpo, entonces, mantiene una estrecha relación con el área del cerebro aislada, y ésta a su vez con el intenso conflicto “vivenciado” por la persona. Localizar ese problema vivido intensamente, hacerlo consciente es encontrar el camino para que el cerebro desactive la enfermedad.

El trabajo de un “decodificador biológico” es ser un arqueólogo, que va utilizando diferentes herramientas y procedimientos, va “guiando” a la persona, para que sea él quien encuentre el “conflicto estresante” que devino en enfermedad. Cuando el sujeto puede hacer consciente ese momento, esa vivencia, logra desprogramar cualquier enfermedad. El cerebro también tiene la capacidad de revertir un proceso en cuestión de segundos.

La Biología Total, es un proceso cuántico, en el cual el consultante sana o desprograma. Este enfoque, contemporáneo sobre energía-cerebro-cuerpo, es una invitación a que el sujeto se responsabilice sobre su organismo, y en el poder que sobre él tienen sus emociones. En definitiva, la manera en la que decide, consciente o inconscientemente grabarlas en su biología.

Los terapeutas de Biología Total no reemplazan a ningún sistema médico, ni tratamiento, ni medicación, ni diagnóstico, ni nada que pertenezca a la exclusiva competencia médica.


El terapeuta de Biología total recibe a una persona que ha consultado a un médico, que tiene un diagnóstico provisto por un profesional en medicina y que probablemente esté en tratamiento con él.

Fuente:Guillermo Andrés Urbaneja
Biodescodificador Biológico – Formador Acreditado por Enrique Bouron 

febrero 20, 2015

Los 10 ladores de tu energía

1- Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si alguien busca un bote para echar su basura, procura que no sea en tu mente.

2- Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle.

3- Cumple tus promesas. Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a re-negociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida; aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar el no cumplir con algo que no quieres hacer, es decir NO desde el principio.

4- Elimina en lo posible y delega aquellas tareas que no prefieres hacer y dedica tu tiempo a hacer las que sí disfrutas.

5- Date permiso para descansar si estás en un momento que lo necesitas y date permiso para actuar si estás en un momento de oportunidad.

6- Tira, levanta y organiza, nada te toma más energía que un espacio desordenado y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas.

7- Da prioridad a tu salud, sin la maquinaria de tu cuerpo trabajando al máximo, no puedes hacer mucho. Tómate algunos descansos.

8- Enfrenta las situaciones tóxicas que estás tolerando, desde rescatar a un amigo o a un familiar, hasta tolerar acciones negativas de una pareja o un grupo; toma la acción necesaria.

9- Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar.

10-Perdona, deja ir una situación que te esté causando dolor, siempre puedes elegir dejar el dolor del recuerdo.

SS Dalai Lama

enero 21, 2015

La Glándula Pineal

La Glándula Pineal se encuentra ubicada al centro de nuestro cerebro, posee el tamaño de una lenteja y es la encargada de secretar la hormona de la melatonina también conocida como "la hormona de la eterna juventud".
Tiene su razón de ser esta definición puesto que es gracias a la melatonina que la Glándula Pineal pone una barrera para que los radicales libres no ejerzan su acción sobre nuestro organismo. Los radicales libres son agentes que están en el oxígeno que respiramos y causan deterioro celular con llevando esto al resultado biológico que denominamos enfermedad.
A esta pequeña glándula se la reconoce según la biología como la "guardiana del sistema inmunológico" y la ciencia nos señala que está activa hasta los siete años de edad y que a partir de esa edad comienza a mermar su funcionalidad.
Al secretar la hormona de la Melatonina, la pineal se vuelve también una reguladora de los ciclos circadianos o ritmos biológicos presente en todos los seres humanos,  ritmos estos que están relacionados con el sueño-vigilia.
La glándula pineal como símbolo sagrado
Nuestra glándula pineal tiene una relación directa con la conexión de las personas con su espiritualidad, la integración de todo su SER físico, emocional, mental y espiritual.
Al activar esta glándula se logra aguzar la intuición y se crea un punto de conexión con la conciencia cósmica.
Esta información ha estado presente a la largo de toda nuestra historia, la hemos conocido como el  Tercer Ojo, según la cultura oriental, el Ojo de Horus, el Ojo que todo lo ve, según los egipcios, la visión del cíclope o el Ojo del Gran Arquitecto dice la masonería o la Cueva de Brahma para los hinduistas.
Es el filósofo René Descartes (1550-1675), quien a pesar de la visión mecanicista del mundo en esa época, denomina  a la Pineal como "El Asiento del Alma", ya que cuando le preguntaron si hubiese un lugar en el organismo humano donde el alma habitara... “sin duda sería la Glándula Pineal “ respondió Descartes.