febrero 11, 2013

Alimentación Ayurveda


Según el Ayurveda, la medicina tradicional de la India, los alimentos se dividen en tres grandes grupos: Sátvicos, Rajásicos o Tamásicos, de acuerdo con los elementos que lo componen, y su efecto en el cuerpo y la mente.

Debemos aprender a combinar nuestros alimentos, para lograr un disfrute de nuestro paladar, al mismo tiempo que obtengamos un bienestar que repercuta en toda nuestra vida.

Alimentos Sátvicos
Estos alimentos son frescos, jugosos, untuosos, nutritivos y gustosos. Incrementan energía mental y producen alegría, serenidad y claridad. Este tipo de alimentos son los más recomendados para lograr una buena salud y equilibrio energético.

Los individuos que prefieren estos alimentos, gustas particularmente de productos jugosos, agradables al gusto y suaves al tacto, como así también de tamaño pequeño, pero alto contenido nutricional.

Algunos ejemplos de estos alimentos son: leche, manteca, ghee (manteca clarificada), frutas frescas, nueces, almendras, dátiles, brotes de cereales, tomates, arroz, avena.

Alimentos Rájasicos
Estos productos son amargos, ácidos, salados, picantes, pungentes, secos y cálidos. Consumir estos alimentos trae sensualidad, sexualidad, celos, enojos, fantasías, egocentrismo y pensamientos alejados de la espiritualidad.

Los individuos que prefieren estos alimentos disfrutan de planificar sus comidas con anticipación, y suelen tener comidas abundantes, dejando a su organismo totalmente agotado después de cada comida.

Algunos ejemplos de estas comidas son: condimentos picantes, bocaditos fritos, carne roja, pescado, pollo, huevos, yogurt, zanahorias, cebollas, ajo, limón, café, té, tabaco.

Alimentos Tamásicos
Estos alimentos son secos, de mal sabor o aroma desagradable. Su consumo lleva al pesimismo, la ignorancia, la falta de sentido común, codicia, dudas y pensamientos criminales.

Los individuos que prefieren este tipo de alimentos suelen sobrecocinar o comer crudas, o mal cocidas sus comidas. También se consideran tamásicos los alimentos procesados o envasados en latas, vinos y bebidas alcohólicas también se consideran nocivas.

La alimentación Ayurveda nos ofrece las siguientes reglas generales:
- Consume alimentos frescos y de época/estación.
- Consume alimentos preparados, preferiblemente en casa, y en un ambiente agradable y relajado.
- Balancea tu dieta de la siguiente manera: 30% de granos enteros, 15% de leguminosas (como las habichuelas, garbanzos, lentejas, etc.), 25% de vegetales frescos cocidos, 10% de proteínas, semillas y nueces, 10% de frutas, 10% de ensaladas, 1 cucharadita de grasa naturales agregadas después de cocinar los alimentos.
- Una vez al mes has un día de desintoxicación consumiendo solo sopa de vegetales frescos, fruta y/o jugo de frutas naturales.
- Entre las 6:00 a.m. y las 10:00a.m. Tu cuerpo está en el ciclo de limpieza, así que es mejor consumir alimentos que asistan este proceso como lo son las frutas y el té de hierbas; para personas muy activas es recomendable consumir cereal integral caliente.
- Tu fuego digestivo es más fuerte entre las 10:00 a.m. y las 2:00 p.m. Este es el mejor momento para una comida completa y satisfactoria.
- Después de las 7:00 p.m. tu fuego digestivo se calma, por lo que es recomendable no comer tarde.
- Mastica tu comida con calma y completamente; no te tragues alimentos enteros.
- Algo de grasa en tu dieta es muy importante; especialmente para mantener la salud del sistema nervioso y como estabilizador de los estados de ánimo.
- Consume frutas y jugos de fruta solos, sin combinarlos con otros alimentos. La fruta debe estar madura y dulce, nunca agria.
- Las ensaladas pequeñas son buenas para acompañar una comida completa. Trata de no comer una ensalada grande como única comida.
- Las nueces y las semillas deben consumirse en cantidades pequeñas o moderadas; por ejemplo, un puñito como merienda o como parte de la comida.
- Todas las bebidas deben consumirse a temperatura ambiente o tibias. Nunca frías. Bebe mucha agua; el té de hierbas es bueno por sus propiedades digestivas y medicinales. No tomes mucha agua con las comidas, esto debilita la digestión.
- Evita los alimentos cocinados el día anterior. Guardar alimentos cocinados, frisarlos o calentarlos en el microondas les elimina su capacidad de nutrir al organismo.
- Evita restaurantes lo más que puedas. Típicamente los ingredientes usados y las técnicas de preparación de los alimentos hacen las comidas más difíciles de digerir. Considera también la energía y el sentimiento que van a tus alimentos; cuando son cocinados con odio o ansiedad llevan esa energía a tu organismo.
- Evita comer en exceso, comer muy rápido y/o comer en frente al televisor; trata también de comer poco antes de dormir (tu última comida debe ser por lo menos 3 horas antes de irte a la cama).
Fuente:
http://www.alimentacion-sana.com.ar/