diciembre 28, 2012

Acupuntura

La acupuntura, además de una ciencia, forma parte de la medicina tradicional china que constituye todo un sistema médico que se forma a lo largo de milenios de evolución.

En ella, se utilizan objetos metálicos (agujas) como también aplicaciones de calor sobre la zona afectada (moxibustión). En la aplicación de esta técnica, se beneficia al paciente, estimulando determinados puntos del cuerpo para aliviar el dolor.


Una ciencia al alcance de todos
Cada vez es mayor el número de personas que han oído hablar o que han visto por diferentes medios a pacientes tratados con acupuntura, interesándose en este método curativo ¿Cómo llega a nosotros?

En Occidente se introduce sólidamente a principios de siglo en donde se observan sorprendentes resultados. Muchos son los que comprueban el éxito de la medicina china, pero reforzados ahora por los logros obtenidos en analgesia, es decir, cirugía realizada bajo la acción calmante de las agujas. También pudieron descartarse efectos hipnóticos o de sugestión que, por desconocimiento, algunas personas habían atribuido al método. Recordemos que la acupuntura también se utiliza en animales, tanto para experimentación como en clínica veterinaria.

Actualmente está universalmente difundida, utilizándose no solo en países orientales como China, Japón, Corea, Vietnam ( equivalente al 20% de la población mundial), sino que también se ha extendido a través de todo occidente. El criterio actual es el de la integración, uniendo la medicina oriental y la occidental a fin de lograr un complemento para beneficio de los pacientes.

¿Se inyecta alguna medicación en las agujas?
En las agujas aplicadas a la acupuntura, no se inyecta medicación y actualmente se utilizan agujas personales o descartables. Luego, se introduce en la piel de acuerdo a técnicas establecidas que manejan los médicos especialistas, es decir constituye un método absolutamente natural. No pueden transmitirse ni contagiarse ningún tipo de enfermedad, ni siquiera las infecciosas.

¿Si las agujas están en la piel, cómo pueden producir efectos en el organismo?
En la acupuntura, las agujas se ubican (de acuerdo a técnicas tradicionales orientales), en determinados puntos del cuerpo que poseen características diferenciales a otros puntos vecinos, de ahí que se los denomina "puntos de acupuntura" o "puntos chinos".

La adecuada elección, combinación y estimulación de esos puntos, llega a fibras nerviosas lo que a su vez genera la liberación de sustancias químicas naturales activando circuitos que gráficamente podemos decir que están "dormidos". Por eso no interfiere ni anula los procesos naturales, sino que por el contrario, los activa.

¿La aplicación produce dolor?
Produce una sensación especial traducida al castellano como "arribo de energía", mezcla de molestia, pesadez, entumecimiento, adormecimiento, que varía de acuerdo a la sensibilidad individual, sin lo cual no habría efectos benéficos.

En manos de médicos especialistas, es una técnica segura e inocua, porque el conocimiento de la anatomía evita la posibilidad de accidentes. No sucede así en manos inexpertas. De ahí que solo puede ser ejercida por médicos para garantizar seguridad a los pacientes.

¿Cómo es un tratamiento por acupuntura?
Se realizan por sesiones, con una frecuencia de acuerdo a la enfermedad. Generalmente, son aplicaciones semanales que se van espaciando al mejorar el paciente.

¿En qué casos se utiliza la acupuntura?
La OMS (Organización Mundial de la Salud) ha publicado en la revista que edita, en un número dedicado a la acupuntura en 1979, una lista de enfermedades "susceptibles de tratamiento con acupuntura".

A modo de resumen, las agruparemos como afecciones:
- de vías respiratorias altas y bajas
- oftalmopatías
- estomatopatías (enfermedades de la boca)
- afecciones gastro-intestinales
- neurológicas
- osteomusculares

Fuente:
Adaptación del escrito del Dr. Monek Guz
http://www.acupunturamonekguz.com.ar