enero 01, 2010

Los Chakras

Chakra significa "rueda" en sánscrito. Los vedas utilizaron este término para denominar los centros energéticos del cuerpo humano. Hay siete chakras principales y varios secundarios.

Estos centros se extienden en forma de remolinos por el campo energético que rodea nuestro cuerpo físico y están compuestos por capas sucesivas de energía que vibran a frecuencias cada vez más elevadas. Cada uno de los chakras tiene una parte frontal y una parte posterior, excepto el primero y el séptimo; todos unidos por un canal energético que recorre la espina dorsal.



Funciones principales de los chakras:

1. Revitalizar el cuerpo aural o energético y con ello el cuerpo físico.
2. Provocar el desarrollo de distintos aspectos de la autoconsciencia, pues cada chakra está relacionado con una función psicológica específica.
3. Transmitir energía entre los niveles aurales; ya que cada capa progresiva existe en octavas de frecuencia siempre crecientes.



Cuando el funcionamiento de los chakras es normal, cada uno de ellos estará abierto, girando en el sentido de las manecillas del reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal (ki, chi, prana u orgón). Cuando el chakra gira en sentido contrario a las agujas del reloj, la corriente fluye del centro hacia fuera, con lo que interfiere el metabolismo. Por tanto, se dice que el chakra está cerrado o bloqueado a las energías que llegan.



La mayoría de las personas tienen tres o cuatro chakras que giran en sentido contrario en un momento determinado. Como los chakras no sólo son metabolizadores de la energía, sino que también la detectan, sirven para proporcionarnos información sobre el mundo que nos rodea. Si bloqueamos algún chakra no dejamos que entre la información y por ende, cuando nuestros chakras fluyen en sentido contrario a las agujas del reloj, hacemos salir nuestra energía enviándola al mundo, y luego cuando detectamos la energía que hemos enviado… decimos que eso “es el mundo” (en psicología se llama proyección).



LOS CHAKRAS PRINCIPALES



Primer Chakra o chakra raíz: se asocia con los aspectos emocionales relativos al instinto básico de la supervivencia.
Segundo Chakra o chakra sacro (sexual): este chakra nutre de energía a los órganos reproductores, es el centro de la creatividad, la procreación y las nuevas ideas.
Tercer Chakra o chakra del plexo solar: es el centro energético vinculado con la autoestima y la valoración de uno mismo.Es donde residen los conceptos acerca de nuestra apariencia.
Cuarto Chakra o chakra del corazón (plexo cardíaco): se sitúa directamente encima del corazón y los pulmones. Se asocia a cuestiones emocionales, expresiones y relaciones de amor.
Quinto Chakra o chakra de la garganta: se halla directamente encima de la tiroides y la laringe. Las cuestiones emocionales que afectan al chakra de la garganta están relacionadas con la forma en que elegimos ejercer nuestra voluntad personal y de comunicarnos con los demás.
Sexto Chakra o chakra del tercer ojo: es donde reside el intelecto, la visión interior y la clarividencia; se encuentra relacionado en mayor medida con el poder de la mente.
Séptimo Chakra o chakra coronario: es el centro de energía que nos conecta con la búsqueda de la esencia divina que existe en cada uno de nosotros y con la exploración personal de nuestra relación con Dios.